20 oct

"El empleo verde no queda circunscrito a profesionales del sector ambiental, cubriendo igualmente a aquellos que apoyan una estrategia de desarrollo sostenible"

  • Así se expresó Senén Ferreiro, Director General de Valora Consultores, al ser entrevistado en Radio Líder sobre las oportunidades que hoy ofrece el empleo verde y las limitaciones con las que se encuentra.
  • Aseguró que el empleo verde sí existe, pero le falta configuración administrativa, no estando categorizado como otro tipo de profesiones.
  • También precisó que muchas veces no se trata de nuevos puestos de trabajo o gremios, sino de profesionales de otras áreas con una nueva visión y cometido.
  • En relación al cambio climático, al que calificó como una realidad demostrada científicamente, “tenemos que adaptarnos y gestionar uno de los mayores retos a los que debe enfrentarse la humanidad”.
  • Destacó  igualmente la necesidad de introducir el concepto de economía circular, que pretende dar una segunda vida a los productos y aprovecharlos al máximo para evitar el consumo de materias primas vírgenes, constituyendo éste un espacio importante para los emprendedores.

Cerceda, a 15 de octubre de 2015.- El empleo verde parece haber despegado y ya son muchas las compañías, también en Galicia, que se han especializado en distintas áreas medioambientales. Una de las más sobresalientes es Valora Consultores, con sede en A Coruña, pero con delegaciones en varios países del mundo, y cuya actividad está dirigida, entre otros ámbitos, hacia la Sostenibilidad, la Responsabilidad Social Corporativa y la Innovación.
En una entrevista concedida a Radio Líder, Senén Ferreiro Páramo, Director General de Valora, aseguró que el empleo verde “sí existe, pero le falta configuración administrativa”, no estando categorizado al igual que otro tipo de profesiones como pueden ser la de médico o abogado.
A su juicio, el concepto de empleo verde ha evolucionado mucho en los últimos tiempos, toda vez que antes parecía estar supeditado únicamente a los residuos y a las aguas. “Las compañías y la sociedad entienden que hay cuestiones que deben ser abordadas de forma transversal”. Es el caso, apuntó, de los ciclos de fabricación, ciclos de vida de los productos, la movilidad, etc. 
Por tanto, concretó que “el empleo verde, entendido como aquel que está vinculado al desarrollo sostenible, no queda circunscrito a profesionales del sector ambiental, cubriendo igualmente a aquéllos que apoyan una estrategia de desarrollo sostenible”. Y como ejemplo puso a los médicos que pueden estar trabajando en estudios epidemiológicos sobre el impacto de la contaminación atmosférica, o bien al personal de estadística que trabaja en materia de cambio climático, haciendo modelizaciones sobre cómo puede evolucionar el clima durante los próximos años.
No obstante, hizo hincapié en que muchas veces no se trata de nuevos empleos o gremios, sino de profesionales de otras áreas con una nueva visión y cometido. “Ya son muchas las empresas que intentan transformar su negocio con una perspectiva ampliada, de tal forma que lo que hacen no perjudique al planeta y a otras personas”.
CAMBIO CLIMÁTICO, GESTIÓN DE RESIDUOS Y ECONOMÍA CIRCULAR
En relación al cambio climático, al que calificó como una realidad demostrada científicamente, “tenemos que adaptarnos y gestionar uno de los mayores retos a los que debe enfrentarse la humanidad”. Se refirió así a industrias farmacéuticas que ya han abierto líneas de investigación para adaptar los medicamentos a modificaciones planetarias en cuestiones vinculadas a la temperatura (alergias, virus, etc).
Señaló que el cambio climático no es un tema exclusivo de emisiones de CO2, sino que afectará a todo y tendrá impacto sobre la alimentación, la modificación de cultivos y plantas, etc.
Si bien reconoció que a las empresas les cuesta asumir los valores de la sostenibilidad, también destacó que algunas, posicionadas ya como líderes, están trabajando en ello.
En materia de gestión de residuos, se refirió a Sogama como pionera a nivel español y europeo, definiendo un modelo de gestión que ha contribuido a la profesionalización del sector, y no sólo en la recogida y transporte de los residuos urbanos, sino también en la búsqueda de nuevas tecnologías y en I+D+i.
En todo este entramado, destacó la necesidad de introducir el concepto de economía circular, que pretende dar una segunda vida a los productos y aprovecharlos al máximo para evitar el consumo de materias primas vírgenes, constituyendo éste un espacio importante para emprendedores, es decir, para “aquéllos que son capaces de dar servicio y responder a retos”.

Vía: Sogama


Source: 3

Share this

Leave a reply