19 dic

Una lección sobre cómo crear moda con materiales de desecho y reciclaje

Ruedas de bicicleta, radiografías, guantes de peluquería o simplemente una cuerda se convierten en impresionantes vestidos de fiesta, abrigos, faldas y cazadoras de la mano de la diseñadora navarra Edurne Ibáñez.
Es una de sus señas de identidad: la capacidad para crear moda con los más variopintos elementos del reciclaje: caucho, mallas de ajos, etiquetas de composición que llevan las prendas de ropa, radiografías, ruedas de bici, cinturones de seguridad… Por citar algunos ejemplos, en su colección Gurlik&Kaucho (de la que forma parte la fotografía), empleó mil metros de malla de envolver ajos para confeccionar una falda, creando a la vez relieves en forma de flor. O, por ejemplo, en la colección Pariproflexia, presentó un vestido confeccionado con radiografías.
Sus creaciones se pueden ver y comprar en su nueva página web y, proximamente, tienda online www.edurneibanez.com donde muestra, entre otras, su última colección, AGRIKULTURE, que incluye referencias al mundo agrícola y ganadero mezclado con la vanguardia y la trasgresión.
Cómo se te ocurrió empezar a diseñar con materiales de reciclaje?
En principio buscaba materiales que no fueran caros pero que estéticamente pudieran dar resultado. No tuve la oportunidad de formarme en una escuela de moda de prestigio, así que no me quedaba otra opción que presentarme a concursos y sorprender con mis propuestas.
Has trabajado con mallas de ajo, etiquetas de ropa, caucho… ¿Cómo es el proceso de elección de cada material?
Es un proceso de investigación y búsqueda que supone un porcentaje alto del proceso. Los materiales proceden de lugares muy diferentes porque son materiales muy distintos entre sí.
Las ideas surgen de las situaciones más variadas, después es obtener muestras de diferentes materiales y empezar a investigar y ver que opciones te ofrece cada uno trabajándolos con los procesos que ya tengo controlados o emprender nuevas formas de procesarlos. Éste es un trabajo continuo que requiere mucho ingenio y perseverancia. Se trata de insistir mucho con el material porque puedes conseguir cosas increíbles.
Realizados con radiografías y mallas de ajos respectivamente. Edurne Ibañez. 
¿Tu última colección, AGRIKOUTURE 2016, es tu colección más comercial o de calle?
AGRIKOUTURE COLLECTION 2016 es mi última propuesta en moda. Para llevarla a cabo he colaborado con varios artesanos y aprendido de ellos para ofrecer productos más variados como las botas de vino realizadas con caucho o strass o también el calzado de caucho. He incorporado tejidos nuevos como el saco, la cuerda de empacar y el camuflaje militar del desierto y los he combinado con otros que son  parte de mi sello como las plumas y el caucho en las prendas. En todas las colecciones conviven materiales nuevos y materiales asentados en la firma, así como prendas de imagen y prendas más comerciales que en este caso sí están presentes en un mayor porcentaje.
Nueva colección Edurne Ibañez. REalizados con caucho y arpilla reciclada
Estas prendas comerciales, además de tener diseño y materiales reciclados. ¿Son cómodas?
Sí, están testadas para su uso diario y de hecho, ya están en la calle desde hace varios años.
Tus diseños le han reportado unos 15 premios a nivel nacional e internacional. ¿A qué crees que se debe este éxito: la novedad de los materiales, el diseño?
Se debe al trabajo duro, la constancia y la lucha. Un mismo trabajo con diferentes jurados obtiene resultados distintos. Una trayectoria creativa es una carrera de fondo, una evolución de los materiales y los diseños sí pero también una sensibilidad y la capacidad de comunicar a través de ellos.
Ibáñez comparte su pasión y trabajo por el diseño de moda con el vestuario escénico. Desde hace seis años se encarga de realizar el vestuario escénico de la Ópera de Cámara de Navarra. Y en este terreno también se ha llevado reconocimientos. Este año ha sido seleccionada para la exposición de la Cuatrienal de Praga, donde ha mostrado su trabajo en las óperas Top Shop y El Lazarillo de Tormes. Asegura que “Son dos líneas de trabajo muy diferenciadas. Las trabajo de manera totalmente paralela aunque puedan tener elementos en común como los materiales o la paleta de color ya que las dos líneas parten de mí. Pero en la línea escénica se trabaja de manera distinta y se busca más la plasticidad y la magia que te permite un escenario. Es muy gratificante porque te explayas a nivel creativo”.
Creativa infatigable, la investigación y la innovación son los pilares de las propuestas que cada año Edurne Ibáñez aporta como legado al mundo de la moda y las artes escénicas. Siempre sorprendiendo en los conceptos y fusionando la artesanía y la tradición, con la moda y el arte.

Vía: La cuarta R
Foto de Edurne Ibáñez


Source: 3

Share this